pozo

 

 

En los últimos meses, y tras el derrumbe del pozo principal, el Ayuntamiento de Villalba está tramitando en las administraciones competentes ( Junta de Castilla y León y Diputación Provincial de Zamora) la construcción de un nuevo pozo que resuelva los problemas principales de esta localidad.

Hasta ahora el proyecto tenia como meta, conseguirse antes del próximo verano, pero con lo ocurrido este fin de semana, con el derrumbe del segundo pozo, y lo acontecido a primeros de año, con la presencia de Nitratos en el POZO BUENO, Villalba se ha quedado sin suministro de agua potable, por lo que los plazos deberán reducirse de forma drástica a fin de solucionar este problema de abastecimiento.

El único pozo que queda a Villalba produce un agua con alto contenido en Nitratos, pero es que no tiene capacidad de producir el agua suficiente, por lo que mientras estubo activo sólo se utilizaba 2 días ( no daba para más)

La memoria técnica que Villalba ha presentado a las administraciones, en la última semana, tiene un coste de 24.723,71 Euros y pretende la construcción de un nuevo pozo de sondeo en las inmediaciones de la Caldera principal, donde el otro se ha derrumbado, al ser una zona, que se sabe que dispone de agua en cantidad suficiente, y contando además con todas las mejoras introducidas en los últimos años para hacer el agua totalmente apta para el consumo.

Se pretende que el nuevo pozo tenga una profundidad menor a los 100 mts frente a los más de 200 que tenía el actual, a fin de evitar las corrientes más salinas, y utilizar aquellas que tienen menos cloruros (menor conductividad) que se encuentran antes de llegar a los 70 mts.  Con ello se conseguiría un agua de mejor calidad.

Esperemos que se consigan los fondos y permisos necesarios a la mayor brevedad posible, y esperemos no sea necesario recurrir a cisternas para proveer de agua a la población.