Emplazamiento del Pozo del camino de Cañizo Los 2 últimos años en Villalba de la Lampreana han sido para poner a prueba los nervios de nuestros gobernantes en lo que al agua de abastecimiento se refiere, ya que desde 2010 Villalba ha vivido pendiente de un hilo en lo que a la salud de los pozos se refiere.

Si años anteriores se habían dedicado importantes cantidades de dinero a mejorar las bombas, las conducciones de salida y la potabilidad del agua, los últimos han llevado a que conociendo que los dos abastecimientos estaban derrumbados, con las bombas en precario y con un proyecto de nuevo pozo en eterna negociación (desde diciembre de 2010), nos sobreviniera el problema del Arsénico, el problema de los nitritos, el del hierro, y en las últimas semanas el fallo de las bombas (al día siguiente de las comuniones, si bien se repararon en menos de 24 horas).

Los problemas están resueltos momentáneamente, con las bombas funcionando estos días atrás, y desde hoy con el pozo del camino de Cañizo (el de sondeo), el que está aportando agua últimamente, entubado y con garantías de que no va a haber problemas durante el verano.

Además de esto hay un nuevo proyecto, ya firmado con la diputación, para hacer una nueva perforación que garantice en los años futuros el abastecimiento del otro pozo, el de la escuela.

Gracias a todos los que han dedicado su tiempo y esfuerzo para resolver estos problemas y que podamos felicitarnos de comenzars el verano con agua asegurada y enhorabuena por los éxitos conseguidos en la negociación.