Pedro García (Presidente IEZ), Juvenal Gil (Alcalde de Villalba), Feliciano Fernández (1º Tte Alcalde de Zamora), Rafael Alvarez (Falique, hijo de Pedro Alvarez), Pedro Alvarez (hijo de Pedro Alvarez), Miguel Gamazo Pelaz (Vicepresidente del IEZ y ex-calcalde de Zamora)

Como se había anunciado, el día 2, en el salón de actos de Caja España de San Torcuato, a las 20.15 tuvo lugar la presentación del libro LOS CHACHOS de Pedro Alvarez Gómez.

Al acto asistieron representantes del IEZ así como representantes de reconocido prestigio en la sociedad zamorana, Herminio Ramos (cronista de Zamora), Antonio Pedrero, Jesús Hernández y algunos más

 

 

 

 


También estuvieron presentes familiares del escritor, entre ellos sus hijos y nueras, algunos de los cuales están en la fotografía adjunta.

 

 

 

 

 

 

 

 


Asistió también un nutrido grupo de vecinos de Villalba, su localidad natal, entre ellos representantes de la Asociación Cultural y Ayuntamiento así como otras personas interesadas en su trayectoria literaria.

 

 

 

 

 

 


 

Durante el acto se anunció la publicación de un nuevo libro de dicho autor durante el año 2009, NASA, posiblemente una de las mejores novelas de aquella época, comparable a LA FAMILIA DE PASCUAL DUARTE de Camilo José Cela, y a NADA de Carmen Laforet.

Al terminar el acto se procedió a la firma de libros, a cargo de sus hijos, y como anécdota hay que decir que todos los libros que se llevaron se agotaron por 2 veces y también la última remesa

 


 

 

INTERVENCIONES


 

 

 

 

Intervención de D. PEDRO GARCIA ALVAREZ  presidente del Instituto de Estudios Zamoranos (IEZ) Florian de Ocampo: En el dia de hoy se presenta lo que fue un proyecto que se aprueba en el año 2001. Una socia de la Fundación, Ana Isabel Almendral Operman propone un proyecto sugerente en la convocatoria de becas de ese año; el proyecto se titula recuperación de la memoria. Se trataba de recuperar la obra de un autor olvidado, un autor nuestro, que sin embargo, en palabras de D. Josè Fradejas Lebrero (de Algodre). que avala  esta beca, Catedrático Emérito de Lengua y Literatura de la Universidad de la UNED y socio del Instituto de Estudios Madrileños, Gracias a estos dos personajes y a la beca se recupera y sus conclusiones se presentan en el año 2005.

A la hora de entregar el trabajo había 2 puntos de vista, uno era publicar la obra completa de Pedro Alvarez, punto de vista defendido por la becada, en este caso la obra no sería muy manejable, ya que saldría un volumen extenso y entraría en colisión, además, con los presupuestos del Instituto. La otra opción era publicar la obra en sucesivas entregas, que es la opción a la que llega la Junta Directiva, eso si, reconociendo el valor del estudio que se presenta en el año 2005.

Podemos estar ante un autor tristemente olvidado, pero no ante un autor cualquiera, ya que este libro que se presenta hoy y que se publicó por entregas en el Diario Español y que hubo que ticarlo en la imprenta a partir de los recortes de prensa, y nadie se atrevía a picar esto, por la riqueza lexicolográfica que despliega el autor, transmitiendo unos vocablos, tal vez en desuso pero que clavan lo que está diciendo en los 12 primeros recreos. A partir del recreo 13 tuve el convencimiento de que no debía utilizar el diccionario para seguir transcribiendo lo que quería decir el autor, sino que debía poner justo lo que decía.

 

Se toma la decisión de publicar primeramente la obra de los Chachos por una cuestión de proximidad, por una cuestión de cercanía. Los Chachos se desarrolla en un pueblo imaginario, pero es imaginario en Zamora. Estudia Bachillerato en el Colegio de San Lucas, que posteriormente fué un hervidero de artistas Zamoranos y que hoy es la Casa de nuestro querido Antonio Pedrero. Se licencia en Derecho en Madrid y accede a oposiciones en el Ministerio de Instrucción Pública y es destinado, como bien decía Jesús Hernández en su artículo del día 22 en el Correo de Zamora a la Universidad de Salamanca, si bien sus inquietudes periodísticas y literarias le apartan de la función pública y se dedica a ellas. Hay que bucear en la hemeroteca, (dirigiéndose a D.Herminio Ramos, presente también en el acto), hemeroteca de los años 30 porque hay colaboraciones de Pedro Alvarez, y además son colaboraciones de Juventud, y en la juventud somos siempre más atrevidos, luego… el poso es el poso. Agradece la presencia de los hijos del autor en la presentación del libro.




Intervención de D.MIGUEL GAMAZO PELAZ, Vicepresidente del IEZ Florian de Ocampo y persona imprescindible en el desarrollo de este trabajo: Los zamoranos hemos prestado más atención a la voz de nuestros poetas que a la de nuestros prosistas. Con la publicación de este libro, el Instituto intenta paliar tal deficiencia.

Los chachos aparece  como folletón por entregas en el Español, que por los años 40 recoge colaboraciones de las plumas nacionales más importantes de la época, algunos de los cuales, como el que nos ocupa ha caído en desuso injustamente.

Ilustra el libro un dibujante, TEODORO DELGADO, con una larga serie de dibujos. Esta es la primera edición que se hace como libro.

Otro de los olvidados, magnífico escritor, PEDRO DE LORENZO, recogía en sus cuadernos lo que el propio autor (Pedro Alvarez) recogía de su obra, una cosa tierna, salvaje y arrastrada de los muchachos de Castilla. Pedro crea un lugar Quebrantatinajas, posíblemente Pedro es uno de los primeros que delimita el territorio para desarrollar la acción. Crea unos protagonistas, los niños Cici, La Baldosa; Peño, Chufi, Leo, La Pandorguita, Chapas, así como figuras tales como la  del abuelo de Cici, Rudesinda, el tío Pisaflores, Don Saturnino, el Ciego con el violín, y un gran número de actores de reparto, Pandorga, tio Charolo, tia Abantal.

Posiblemente Pedro la subdivide en Recreos porque le divertía escribir dicha novela y cada recreo lo titula con el anticipo de lo que va a ocurrir en cada uno de ellos, describe la caza de un gavilucho, la disección de un perro a la manera de matanza tradicional de un cerdo, la visita a un cementerio abandonado. Hechos que no son importantes, pero que para los chachos es de una gran importancia, que es posible que la tuvieran en ese tempo lentísimo del discurrir de la vida aldeana donde la magnitud de las cosas crece hasta alcanzar dimensiones vitales.

Para decirnos todo ello Pedro Alvarez hace uso de un idioma de portentosa riqueza. No es fácil encontrar un texto en el que la exactitud de la palabra sea tan rigurosa. Habla de una lengua que se ha hecho en España desde el pueblo a lo largo del tiempo. Espero que no sea demasiado tarde para que la riqueza de nuestro lenguaje se  mantenga, y Pedro Alvarez no está muy convencido, cuando al final de su obra dice: y a casi todos los chachos un día la razón se les metió mandona por la boca, desempedrándosela de dientes de leche.... los chachos habían perdido su inocencia.


 

 

Intervención de D.RAFAEL MARIA ALVAREZ SUAREZ hijo de Pedro Alvarez: Emocionado agradece la presencia de todos los asistentes y define a Pedro Alvarez como creador Zamorano que estuvo totalmente apegado a su tierra y a sus gentes. Estas dos cosas constituyeron el Leit Motif de su obra. Todos sus dibujos, pintura y literatura estaban impregnadas de sus vivencias Zamoranas. Nunca olvidó sus raíces, que tubo que acomodar el cordón umbilical que le unía a su tierra, a la distancia que le separaba de ella en cada momento y ese amor por sus orígenes lo reflejaba en cualquier circunstancia, nosotros sus hijos, y también sus nietos, nos hicimos zamoranos en los villancicos navideños, en los cuentos y las anécdotas que relataba con verdadera fruición y en los veranos que pasamos en ¨Villalba de la Lampreana. La descripción de paraiso de mi padre, que nos transmitía era: subirse a un arbol frutal, en la huerta, con un buen libro, y leer. Hemos visto a mi padre descaballarse de risa leyendo el Quijote.


 

 

Hubo de terminar la intervención su hermano D. PEDRO ALVAREZ SUAREZ, que agradeció al Instituto de Estudios Zamoranos la edición de la obra de su padre, tanto a Pedro García, Miguel Gamazo, José Fradejas y Ana Isabel Almendral, que han hecho un concienzudo trabajo sobre la obra de su padre. Que esta edición sirva para que las personas que no conocían la obra puedan disfrutar de ella a través de su lectura y descubrir el enorme cariño que este Zamorano tuvo a sus tierras y a sus gentes.

 

De nuevo interviene Pedro Gómez para indicar que José Fradejas decía que en los años 40, en el momento de la renovación de la novela española, momento en que surge NADA de Carmen Laforet o la FAMILIA DE PASCUAL DUARTE, de Camilo José Cela, y sabe muy bien lo que dice, porque no en vano es de Algodre,  que por encima de esas dos novelas está la siguiente novela que publicará el instituto, y que es NASA,en el transcurso de este año.

Anticipa que el siguiente título será NASA.

 

En el turno de ruegos y preguntas se discute, a pregunta de Feliciano,  si puede ser el personaje de CICI a través de quien Pedro Alvarez comunique sus propias vivencias, ya que si bien es un personaje que realmente existió y que tuvo una relación muy intensa con el escritor, no es menos cierto que los lugares en los que se desarrolla la mayor parte de la acción, son las proximidades del domicilio de CICI y en la propia casa de su abuelo,  y con los criados de su abuelo y las zonas próximas que se describen a la casa de CICI, corresponden realmente con la casa en la que nació y vivió Pedro, justo al lado del caño (actual asociación cultural) y zona de las escuelas y antiguo cementerio de Villalba. Toda la acción, excepto la acción que se desarrolla en el corral del cura ( tio de Pedro Alvarez) e iglesia parroquial, se dearrolla en la casa indicada o sus proximidades.