Acceso a la noticia de prensa, que también puede consultarse en Noticias (2007)

 

  Una vez restauradas las imágenes principales, se ha procedido a la restauración del resto del retablo lo que ha determinado que se monte un andamio total frente al mismo y se haya tenido que hacer acopio de los materiales imprescindibles para retocar, limpiar y proteger todo el retablo.

Para no interferir en la obra se ha adelantado el altar y se ha delimitado el lugar de acopio como se ve en la fotografía. Se nota también un nuevo brillo de todo el retablo

 

 

 

  Se han iniciado ya las obras de restauración del Altar Mayor de la Iglesia. La obra consiste en reparar todo el armazón, y afianzarlo, así como reparar los deterioros que se encuentren, y cambio de maderas atacadas por la carcoma.

Se aprecia el andamio a la derecha, y la eliminación de las columnas e imágenes.

Se prevé que el día 23 cuando tenga lugar el certamen de Villancicos, estará todo colocado aunque no terminado

 

 

 

 

 Las imágenes desmontadas, están guardadas hasta su reparación  (San Fernando, San José y La Asunción

 

 

 

 

 

 

 Las columnas del Altar Mayor están también a buen recaudo.

 

 

 

 

 

También los Angelotes que se encontraban normalmente al lado de la Asunción, están desmontados y guardados

 

 

 

 

 

Las tablas que se han quitado en el retablo se encontraban en un estado deplorable, muchas de ellas desechas, lo que hacían que todo el retablo estuviera desplomado y amenazando caerse, aquí se ven parte de las tablas que soportaban la Asunción

 

 

 

 

 

Como muestra de lo que se está consiguiendo con la restauración está esta cabeza de angelote, de una de las columnas, cuya mitad izquierda está restaurada y cuya mitad derecha está aún en proceso de restauración

 

 

 

 

 

 

 

 

El aspecto general del retablo, una vez ha sido restaurado, en parte, es el que presenta la imagen de la izquierda, en la que se aprecia una mayor resalte de todas las imágenes, aunque aún quedan algunas por restaurar. Han adquirido una nueva dimensión todas las imágenes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  En estos detalles de las imágenes, se aprecia lo conseguido con la restauración. Todo el conjunto de la Asunción ha recobrado un naturalismo nuevo, con colores más reales y una armonía mucho mayor.

Posiblemente, la figura que más ha sorprendido a todos es la figura ecueste de Santiago, cuyo caballo ha tomado un color blanco, perdido con anterioridad, así como la nueva dimensión que han tomado los sarracenos bajo las patas del caballo, con nuevo colorido en sus caras, brazos, etc y sobre todo la indumentaria del santo