Félix Alfonso propone un recorrido fotográfico en «Con los 7 sentidos, 5+2»
N. S. Un recorrido fotográfico por la provincia con la geografía como hilo conductor es la propuesta que efectúa Félix Alfonso Barrero, en el libro «Con los 7 sentidos, 5+2. Una Zamora diversa, saludable y bella». El volumen nace como «un fogonazo a las cosas bellas que nos rodean», asegura el fotógrafo aficionado que acompaña las más de cien ilustraciones con una serie de comentarios.
El viaje, realizado con instantáneas suyas y cedidas, comienza por el Duero y las tierras de Sayago, con fotografías de los Arribes, la cigüeña negra o los buitres. El siguiente capítulo lo conforma la Sierra de la Culebra «tierras de poniente, de confín de fronterizas, de magia y etnografía pura», define Félix Alfonso Barrero. En este apartado el fotógrafo capta la berrea de varios ciervos en La Culebra, «un canto más de la sierra», apunta el autor en el texto que acompaña a las imágenes. Otro de los grandes sonidos de estos parajes es el aullido del lobo, al que dedica varias páginas en las que el fotógrafo incluye el cuento popular «los dos pastores y el lobo». Los carochos de Riofrío de Aliste, los diablos de Sarracín o los cencerrones de Abejera comparten protagonismo con los danzantes de paloteo de Tábara y sus homólogos del otro lado de la frontera. «La Raya que nos separaba hoy es lugar de encuentro», señala el autor que hace hincapié en la foto que cierra el capítulo de Aliste, unos vecinos a la solana.


El paisaje sanabrés, el magosto, los gigantes de Puebla y su castillo así como Ribadelago enlazan con Los Valles y Benavente, donde las rutas arqueológicas cobran protagonismo.


Los palomares, los campos de trigo y las aves de Villafáfila, con mención especial a las avutardas, suponen las imágenes de Tierra de Campos y en Toro alterna los cereales con los viñedos.


«El libro está hecho con los cinco sentidos más el del respeto a la naturaleza y el del humor», comenta Félix Alfonso Barrero.