Semana Santa





Villalba vive la Semana Santa con una profunda devoción.

Cada día una Cofradía procesiona con una imagen.

No es frecuente ver y sentir, salvo en Villalba, cómo sale y entra cada imagen en la iglesia con los porteadores de rodillas.

El silencio se escucha...





yacente small Salida con Cristo de Rodillas LA COFRADIA DE LA VERA CRUZ
Está integrada por hombres y niños, que acompañan al cristo crucificado en el día de Jueves Santo.




Procesiona el día de Jueves Santo, por la noche, siendo los porteadores hombres que han ofrecido sacar la imagen e introducirla, de rodillas. Les acompañan, en la salida y entrada, fieles que, en acto de penitencia, salen y entran del templo tras la imagen.

Es Villalba un pueblo devoto, y vive con intensidad la Semana Santa, que se inicia el miércoles Santo por la noche.

virgen.jpg (185991 bytes)


PROCESIONES

  • MIERCOLES SANTO: Desde el año 2008, se crea una nueva cofradía, la de Jesús Nazareno, integrada por hombres y mujeres que procesiona el miércoles santo por la noche con los mismos recorridos que en el resto de procesiones.
  • JUEVES SANTO:  Se procesiona por la noche con el Cristo crucificado, que es sacado a hombros, y de rodillas por gente ofrecida, y es acompañado por la Cofradía de la Vera Cruz. Tras recorrer todo el pueblo vuelve a entrar de rodillas.




Semana_Santa1.jpg (213217 bytes)
  • VIERNES SANTO: se procesiona con Nuestra Madre de las Angustias y el Santo Entierro, que son también sacados por devotos ofrecidos, de rodillas y acompañada por la Cofradía de Nuestra Madre, que la siguen de rodillas en la salida, como acto de penitencia. Tras recorrer todo el pueblo se canta La Salve Villalbesa, iniciada por las mujeres y contestada por los hombres, antes de entrar de nuevo de rodillas en la Iglesia.
  • DOMINGO DE RESURRECCION: Se procesiona con la Virgen, la cruz, el palio y el Santísimo. En la plaza del pueblo espera la Virgen, que es portada por las mujeres, y cubierta con un manto negro. Se entonan cantos que van llevando hasta el momento de culminación en que la virgen y el Santísimo y la cruz se saludan, y la Virgen es despojada del manto negro, quedando con un radiante manto de oro. Finalmente se procesiona por el pueblo.